Menu
Categories

Se acentúa la crisis de Libia
24/02/2011 Isaac Bigio

Tras la caída de los dictadores de Túnez y Egipto, el país que está en el medio de éstos agudiza sus tensiones internas. Sin embargo, Libia presenta varias diferencias. Su régimen no se apoya en Occidente ni en sus armas o inversiones, y es menos proclive a adaptarse a sus presiones así como a la de la opinión pública internacional que ellos influyen.

Mientras gran parte de la clase media y de los empresarios tunecinos sentían la necesidad de librarse del clan familiar que les ahogaba y el ejército egipcio ha sido capaz de mantenerse en el poder haciendo que Mubarak se traslade desde su palacio hasta un balneario, en Libia Gadafi es el centro del poder y del sistema político que ha regido durante los últimos 42 años.

Si las potencias occidentales pudieron presionar a las FF.AA. de Túnez y Egipto para que no repriman al descontento y permitan un cambio de fachada mientras varias figuras e instituciones importantes se preservasen en el poder, en Libia los Gadafi no quieren ceder y las influencias occidentales sobre ellos son débiles.

El ministro de Relaciones Exteriores británico, William Hague, especuló sobre la posibilidad de que el líder libio se refugiase en Venezuela, lo cual golpearía la imagen de Chávez. Lo más probable es que Gadafi tome la misma orientación que tuvieron otros regímenes que se reclaman nacionalistas o socialistas como el de Irán o China para querer frenar la protesta social a punta de balas.

Debido a que las FF.AA. libias no tienen mucha experiencia de combate interno es posible que apliquen sobre su misma población métodos de guerra externa, en tanto que da la impresión que sectores militares se han pasado a la oposición con lo que crece un riesgo de guerra civil, posibilidad que no se dio en sus dos vecinos.

Leave a Reply
  

CORONAVIRUS COVID-19 - DATOS CIENTIFICOS Y CONSEJOS

*