Menu
Categories

CORONAVIRUS COVID-19 - DATOS CIENTIFICOS Y CONSEJOS

Boda termina en tragedia
01/08/2010 Uncategorized

Otra vez la imprudencia de irresponsables choferes ocasionó un aparatoso accidente de tránsito que cobró la vida del alcalde de distrito de Tantará, del departamento de Huancavelica, Cirilo Amador Urbina Torres (47), y dejó muy grave a cuatro de sus familiares que viajaban con él en un taxi, entre ellos una pareja de recién casados, a quienes acababa de unir en matrimonio, y una menor de ocho años, en Zárate, San Juan de Lurigancho.

El trágico hecho se registró cerca de las cinco de la mañana. A esa hora, los flamantes esposos, el médico Juan Nahul López Urbina y Dina Núñez Román, tras festejar por varias horas su matrimonio civil y religioso junto a sus seres queridos en el local “Vidare”, ubicado en la cuadra 11 de la avenida Gran Chimú, decidieron irse a descansar a la casa de los padres de López Urbina, ubicada en el paradero uno de Las Flores.

La pareja abordó el auto de placa AQV-238 junto a Urbina Torres, quien era tío de Juan López. También acompañaron a los nuevos esposos Mónica Enríquez Urbina, prima del médico, y la pequeña hija de esta, Anita E. E. (08), quien fue la dama de honor en la ceremonia religiosa que se realizó en la iglesia de La Merced, Cercado de Lima.

“El chofer del auto que iba a gran velocidad tomó la avenida Malecón Checa de sur a norte y al llegar al cruce con la avenida Pirámide del Sol chocó con el bus de servicio público de la empresa de transporte Lubarsa, de placa VI-3077, que también se desplazaba a excesiva velocidad”, reveló un agente policial de la zona.

El fuerte impacto dejó al filo de la muerte al alcalde de Tantará, quien dejó de existir cuando era conducido a la clínica Limatambo de San Juan de Lurigancho. “El paciente llegó con el cráneo destrozado y sin vida”, informó un médico.

A dicha clínica también fue conducido Juan López Urbina, quien sufrió varias fracturas en el cuerpo, la más grave en la cadera, mientras que su esposa fue trasladada al hospital Hipólito Unanue junto a la menor. Se supo que ambas se encuentran estables, pero en el caso de Núñez Román su estado aún es delicado.

Distinta suerte corrió Mónica Enríquez Urbina, quien al quedar atrapada entre los fierros retorcidos del auto sufrió graves lesiones que provocaron que aún siga inconsciente e internada en la unidad de cuidados intensivos de la clínica San Juan Bautista.

Leave a Reply
  
*